elementos
logo-BUAP
Elementos No. 99         Vol. 22 Julio-Septiembre, 2015, 64

In memoriam:
Óscar Arturo Diez Martínez y Day

Descargar versión PDF


Óscar Arturo Diez Martínez y Day (1948-2015), médico egresado de la UNAM, estudió la Maestría en Bioquímica en la Facultad de Química de la UNAM y en 1981 obtuvo, en la Universidad de California en Los Ángeles, el título de Doctor en Filosofía de la Anatomía (Ph.D.) con especialidades en Neuroanatomía y Neurofisiología.
    Se reintegró a la Facultad de Medicina de la UNAM como catedrático en el área de Fisiología y trabajó allí como docente e investigador hasta 1988, año en el que se trasladó al Departamento de Fisiología del Instituto de Ciencias de la Universidad Autónoma de Puebla, sitio donde trabajó como Profesor Investigador Titular Tiempo Completo hasta el año de 1990. Durante estos años en la Universidad Autónoma de Puebla, Óscar Diez y su compañera Guadalupe Prieto colaboraron de forma decisiva en la puesta en marcha del posgrado en fisiología y contribuyeron a sentar las bases de lo que, en 1994, se convertiría en lo que hoy es el Instituto de Fisiología de la BUAP.
    En el año de 1994, luego de un periodo de casi 4 años dedicado a la medicina privada y la docencia como profesor hora clase, Óscar Diez fue contratado como Profesor Tiempo Completo en la Universidad de las Américas (UDLA), institución en la que permaneció hasta su muerte.
    Óscar Diez fue un hombre profundo con una dedicación y disciplina científica admirables. Siempre preocupado por la calidad y veracidad de su trabajo científico, con la entrega que le caracterizó abordó el estudio de la neurofisiología del sistema somatosensorial, campo en el cual realizó importantes contribuciones en diversas publicaciones internacionales en las que la precisión de su trabajo y el rigor científico fueron su principal característica. Con sus profesores Héctor Brust Carmona y Juan Antonio Roig estudió la aferencia somatosensorial al núcleo caudado; con el profesor José Segundo, en Los Ángeles, realizó trabajos en receptores de estiramiento de cangrejo de río en los que describió la expresión del fenómeno de histéresis; igualmente, con Segundo, fueron pioneros en el estudio de las interacciones entre osciladores neuronales y la expresión de intermitencia y bifurcaciones en dichos sistemas. Posteriormente, durante su trabajo en el Departamento de Fisiología incursionó en el modelaje computacional de la difusión y el transporte iónico y en el estudio de la respuesta neuronal a la modulación periódica de su excitabilidad y en el análisis de la complejidad dimensional de sistemas neuronales, el efecto de la resonancia estocástica en la respuesta a la entrada somatosensorial y el estudio de series de tiempo para el análisis de la información en sistemas de señalización y moléculas.
    En los últimos años dirigió su atención al estudio de la actividad eléctrica cerebral y su correlación con procesos cognitivos y al estudio minucioso de las drogas y adicciones. Producto de este trabajo resultó el libro “Drogas y Conducta. Propiedades, efectos, usos médicos y riesgos potenciales de las drogas psicotrópicas” cuyos autores son Ingrid Serrano Flyckt y Óscar Diez Martínez y Day, y que fue en su momento motivo de una reseña en Elementos (No. 82, p. 59, 2011  disponible en: www.elementos.buap.mx/num82/pdf/59.pdf).
    Sea pues este un reconocimiento minúsculo al amigo, profesor y científico que lamentablemente murió de forma inesperada.