elementos
logo-BUAP
Elementos No. 112               Vol. 25 Octubre-Diciembre, 2018, Página 28

Rodrigo Orozco
Obra gráfica

Descargar versión PDF










Rodrigo Orozco Hernández
(Morelia, 1992).

Joven realizador de la ciudad de Morelia, México. Ha participado en numerosas exposiciones de artes plásticas a nivel nacional e internacional así como en trabajos audiovisuales, ha sido seleccionado en tres ocasiones por parte del Festival Internacional de Cine de Morelia.
    Ha realizado nueve exposiciones individuales de artes plásticas y dirigido tres cortometrajes fantásticos. El segundo, La hora de los sueños (2015) con 43 selecciones oficiales alrededor del mundo y ha sido acreedor a dos premios (Mejor cortometraje animado en Festival Babel Cuzco 2016 (Perú) y en el Festival Hidden Door 2016 (Escocia).
    En 2017 estrena Los homenajeadores, en el que rinde tributo a películas del género fantástico, su estreno nacional fue en la Cineteca Nacional de la CDMX. Participó en la selección oficial del Feratum Film Fest siendo acreedor al premio en mejor maquillaje.
    Realizó una estancia artística en Nueva York en donde llevó a cabo talleres de pintura para niños. Así mismo desarrolló el proyecto de artes plásticas Walls of Jericho con la asociación Expressiones en New London.
    Ha sido seleccionado dentro del Festival Internacional de Cine de Sitges, España.
    Actualmente se encuentra en la producción de su cortometraje El sauce fúnebre.



En su famoso decálogo, el gran director Jan Svankmajer dice: “Cambia continuamente del sueño a la realidad y viceversa. No existe un pasaje lógico para eso. Solo una operación física existe del paso del sueño a la realidad: abrir o cerrar los ojos.”
    De esta manera, el universo que nos comparte Rodrigo Orozco, fluctúa entre la vigilia y lo onírico a través de la cámara, como puente entre su imaginación y el veinticuatroavo de segundo.
    En sus animaciones surge una voz propia creando atmósferas inquietantes, no exento de la influencia de grandes del surrealismo como Remedios Varo, Beksinski o Jacek Yerka. Todo ello, alejándose de la narración aristotélica, e invitando al espectador a develar misterios y caminar con seres fantásticos, en una búsqueda casi kafkiana con la estructura del sueño mismo.
    La juventud de Rodrigo es una  gran promesa de lo que vendrá en un futuro para su cine animado y su labor como artista plástico.
¡Enhorabuena!
Luis Téllez (cineasta)

Los HOMENAJEADORES
El cortometraje Los homenajeadores inicialmente lo pensé mientras editaba mi primer cortito Manuscrito de un mundo invisible. Estaba muy cansado y escuchaba mucho a Pérez Prado, y pensaba que sería genial meterlo en un video con muñecos que incluyera a Godzilla y Ultraman, dos de los personajes a los que desde niño les tengo más cariño.
    Ese fue el inicio, ya después todo fue cambiando y se adaptó para ser un homenaje a todas esas cosas que hacen que me levante por la mañana con ganas de agarrar los pinceles y tomar mucho café. De alguna forma todo lo que hacemos refleja lo que somos y aquí cuenta la historia de un personaje solitario que está perdido en su imaginación y no distingue el mundo real del que imagina, las paredes de su taller lo han atrapado y de ahí no sale, vive solo para crear.
    Este cortometraje mezcla la técnica de stop motion con live action, que era otra de las cosas que tenía mucha ansiedad por hacer.
    Una vez realizada la campaña de Fondeadora, comenzamos con el arte en diciembre. Yo pintaba y hacía los muñecos para animar. En el camino se fue integrando el equipo y constantemente estuvo cambiando; lo único que sabía es que sería con Yazman Pulido, a quien conocí cuando tenía 18 años y desde entonces nuestras pláticas eran sobre “cuando hagamos cortometrajes de fantasía” y es lo que nos une. El llevar algunos años pintando y exponiendo así como las selecciones con trabajos anteriores ha ayudado mucho a que cada vez más personas quieran integrarse; saben que si digo que haremos algo es porque se va hacer, no son pláticas que se quedan en el aire y nada más.
    En enero comenzamos el montaje de los sets en una casa abandonada del centro de Morelia, y era hermoso, teníamos libertad total para tirar muros, pintar paredes, volar techos, prender fuego, era una libertad creativa total y eso se reflejó en el trabajo; a pesar de contar con un presupuesto muy limitado logré hacer del equipo algo que no había vivido antes y el recuerdo que guardo de aquellos días es muy bonito, siempre fue la amistad lo que nos movió. Llegábamos a las once de la mañana, unos cafés, los Rolling Stones y a trabajar hasta la una, las dos o tres de la mañana, y al otro día igual y así sucesivamente durante dos meses.
    Como siempre, los recursos eran escasos y después de haber hecho La hora de los sueños ya tenía un poco más de conocimiento de algunas cosas, así que pensé que era hora de llevarlo a cabo como quería que fuera y teniendo en mente siempre que debía ser un trabajo mucho mejor que cualquier cosa que hubiera hecho antes. Tuvimos seis productores en el proceso de preproducción y con ninguno se logró concretar nada; nos mudamos cinco veces con todo y maquetas a medio animar, figuritas y materiales, y mil cosas más, así que terminé siendo yo quien hiciera todo ayudado por Rafa, los únicos que estuvimos de inicio a fin.
    Hicimos una campaña de Fondeadora, ya que nunca fuimos seleccionados en becas ni cosas de esas, aparte de que tratar de echar a andar proyectos con lo que se obtiene de la venta de pinturas y esculturas es muy complicado, lo fue con los dos cortos anteriores y en esta ocasión ya no daba para tanto. Duramos enero y febrero haciendo el arte y se grabó los últimos tres días de febrero. Después, en marzo, se hizo una pequeña parte del stop motion y debido a que las deudas ya me rebasaban y ni dormir podía, me fui a Guadalajara a trabajar y el proyecto quedó suspendido cinco horribles meses.
    Sentía que mis personajes me hablaban y pedían que lo terminara, pero estaba encerrado día y noche, hasta que con ayuda de Erick Ramírez, Daniel Alzate y Rafa Guzmán, pudimos echarlo a andar de nuevo en agosto, con todo el stop motion que restaba, mientras a la par Sergio Maldonado hacía los efectos digitales y Mauricio Bustamante componía la música. Como no tenía tiempo, tuve que salirme de trabajar y dedicarme de lleno al cortometraje; animaba 15 segundos por fin de semana y así nunca iba a terminar. Por fin, y después de mil batallas y peleas, cuando parecía que nunca vería la luz nuestro trabajo, hacia principios de octubre fuimos terminando ya con el corte final.
    Es un trabajo del que aprendí mucho más que en cualquier escuela que por error llegué a pisar; y lo más importante, nos motiva y da muchas fuerzas para seguir haciendo esto.
    Al día de hoy, hemos tenido una función especial en la Cineteca Nacional de la Ciudad de México, abrimos el Festival de Cine Experimental BABEL en Cusco, Perú, estuvimos de igual manera en Feratum, de Tlalpujahua, y en múltiples muestras en la Ciudad de México y en los Estados Unidos dentro de los talleres impartidos tanto en Nueva York como en New London y New Haven. Ahora estamos en competencia internacional en el 51 Festival Internacional de Cine de Sitges, en España.

Rodrigo Orozco




© Rodrigo Orozco.
Los homenajeadores (póster oficial del cortometraje),
técnica mixta/madera.

Título: Los homenajeadores
Género: Fantasía
Duración: 15:13 min
Año: 2017
Guión, dirección, diseño de producción,
animación y producción: Rodrigo Orozco
Elenco: Yazman Silverlance, Ana Paula Tavera,
Moni Ponce de Leóne
Coproducción: Daniella Saucedo
y Aldo N. García Caballero
Producción ejecutiva: Pier Paollo Poleselo
Dirección de fotografía y gerente de
producción: Rafa Guzmán
Arte: Jorge Almanza Campos, Juan Pablo Molina, Daniela Saucedo, Mariana Bársenas, Itzia Scarlett Mora Herrera.
VFX y animatronics: Sergio Maldonado
Diseño sonoro, grabación, masterización
y música original: Everth Navegante
Vestuario: Mayra Flores
Asistente de Dirección: Ricardo Urueta
Maquillaje: Ariadna Ponce
Codirección de animación:
Erick Ramírez Justo
Edición y Montaje: Daniel Díaz Alzate
en Páramo Films
Storyboard: Itzia Scarlett Herrera Mora
Asistente de fotografía y continuidad:
Juan Pablo Molina y Edson Contreras
Asistencia en animación: Sara Gutiérrez
y Daniella Saucedo
Mánager: Karen Alvarado y Antonio Bayardo
Catering: Mauricio Ramírez de Anda
Casa productora: Estudio Rodrigo Orozco


© Rodrigo Orozco. Troll, personaje del cortometraje “La hora de los sueños”.


© Rodrigo Orozco.
Preludios, escultura en resina y aluminio, 50 x 80x 93 cm.



Ir a inicio de: Elementos