logo-BUAP
Ciencia a tiempo



Ciencia a Tiempo es el canal de divulgación del conocimiento de la investigación en ciencia y tecnología de la BUAP. Elizabeth López Juárez, Yassin Radilla Barreto y José Enrique Tlachi Rodríguez, reporteros. Beatriz Guillén Ramos, jefa de Información y Prensa de la Dirección de Comunicación Institucional de la BUAP.




Siliceno, material que podría revolucionar la industria electrónica

En el ámbito tecnológico, la tendencia es construir dispositivos cada vez más pequeños, con nuevas propiedades y que sean flexibles para su manipulación. Hasta el momento, por sus múltiples características, el grafeno reina en las distintas aplicaciones, pero un material análogo a este, el siliceno, podría revolucionar el mundo de la electrónica.

    El siliceno es una estructura flexible obtenida a partir de átomos de silicio, tiene algunos ansgtroms (un ansgtrom es la diez mil millonésima parte del metro) de grosor y comparte cualidades con el grafeno, por lo que sería útil en la construcción de circuitos electrónicos, mucho más pequeños que los actuales. Antes de usarlo como materia prima se necesita conocer a detalle sus propiedades electrónicas y mecánicas. Esta es la labor desarrollada por la doctora Lilia Meza Montes, investigadora del Instituto de Física “Ing. Luis Rivera Terrazas” de la BUAP (IFUAP), por medio de cálculos teóricos y simulaciones en computadora.

Alberto Carrillo Canán, académico de la Facultad de Filosofía y Letras, es uno de los pocos académicos del país que estudia los medios desde una perspectiva filosófica. Los medios, afirma, no son únicamente los canales de comunicación masiva cotidianos como la televisión o la radio, sino cualquier tecnología.

    El docente de la Maestría en Estética y Arte, nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, explica que “todos los medios tienen una influencia radical sobre la forma de existir, pero no es nada más porque vivamos de manera diferente, sino porque, como un efecto de los medios, realmente empezamos a pensar de manera distinta sin darnos cuenta”.

    Su formación multidisciplinaria, en áreas como matemáticas, economía, política y filosofía, se ha cristalizado en la publicación de decenas de artículos, conferencias nacionales e internacionales, capítulos de libro, libros y dirección de investigaciones.
 
Más información:
http://cmas.siu.buap.mx/portal_pprd/wb/comunic/carrillo_canan_pionero_en_mexico_de_la_teoria_de_m


Investigador desarrolla nuevos antigripales

A partir del brote del virus de la influenza A (H1N1), que en 2009 provocó una pandemia,  y luego de dos años de simulaciones moleculares computacionales, Thomas Scior, investigador de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ), creó nuevos antigripales orales contra este padecimiento, que hoy han sido patentados. Se caracterizan por estructuras más simples, de fácil y rápido acceso por ser una síntesis de pocos pasos, con el efecto colateral deseado de una producción de bajo costo y abastecimiento discontinuo conforme a la demanda (just in time).

    El científico de origen alemán diseñó tres moléculas con estructuras totalmente diferentes de las sustancias ya comercializadas, al buscar imitaciones de las moléculas naturales (virales y humanas) que juegan un papel clave en el desarrollo de la infección gripal.

    Al contar con resultados positivos en los bioensayos, en 2014 se procedió a la solicitud de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). En 2017 se concluyó el proceso formal de patente para las primeras dos moléculas publicadas en la Gaceta de la Propiedad Industrial del IMPI, en diciembre de ese año (352708 y 352709).


Crean ladrillos con PET y triplican la vida de casas habitación

Si bien la industria de la construcción es el motor del desarrollo económico, es también la principal fuente de contaminación ambiental: contribuye hasta con 30 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y consume 40 por ciento de toda la energía. Una problemática que dos universitarios de la BUAP desean atender.

    Clarissa Viveros López y Diego González León, estudiantes de la Licenciatura en Arquitectura de la BUAP, desarrollaron un ladrillo adicionado con PET, el cual, además de ventajas ecológicas, ya que  reduce el uso de aditivos (cemento) y recicla un material de desecho, supera las características del block tradicional, al triplicar el tiempo de vida de las construcciones.

   
    “Cumple todas las características: es más económico, resistente e impermeable. Repele la humedad y el olor. Resuelve el problema de qué hacer con los residuos PET e incrementa hasta 65 años el promedio de vida de las casas”, señalan los estudiantes.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22
Ir a inicio de Elementos
Ir al catálogo de portadas