logo-BUAP
Ciencia a tiempo



Ciencia a Tiempo es el canal de divulgación del conocimiento de la investigación en ciencia y tecnología de la BUAP. Elizabeth López Juárez, Dalia Patiño González y José Enrique Tlachi Rodríguez, reporteros. Beatriz Guillén Ramos, jefa de Información y Prensa de la Dirección de Comunicación Institucional de la BUAP.




Desarrolla BUAP colección de cultivos lácticos para la industria de alimentos

Cuentan con 135 cepas puras de bacterias para las empresas dedicadas a la producción de yogurt, quesos y vinos.

    Los millones de microorganismos que existen dentro y fuera del cuerpo, así como en la naturaleza, representan una posibilidad casi infinita para la investigación. El papel que desempeñan en ciertos procesos biológicos ha generado tecnologías innovadoras en la producción de fármacos, alimentos, medicinas y hasta armamento biológico.

    En este contexto, el Laboratorio de Biotecnología de los Alimentos del Centro Universitario de Vinculación y Transferencia de Tecnología de la BUAP desarrolla una colección de cepas puras de bacterias ácido lácticas destinadas a la producción de alimentos como quesos, yogurt, chorizos, bebidas probióticas y vino.

    Apoyados en el quehacer científico, este laboratorio realiza la caracterización fenotípica y genotípica de sustratos inocuos. Actualmente cuenta con una colección de al menos 135 cepas puras de bacterias ácido lácticas como Lactobacillus reuteri y Lactobacillus fermentum, aunque también hay de los géneros Bifidobacterium Lactococcus, entre una gran variedad.

    El doctor Gerardo Landeta Cortés, quien está al frente de este proyecto, detalló que el objetivo es ofrecer este servicio a la industria alimentaria y para eso su equipo trabaja en la identificación molecular de bacterias provenientes de productos artesanales como cremas, quesos frescos, aguamiel, pulque y otros alimentos inermes al ser humano.

    Como parte de este proceso, una vez que se obtienen estas bacterias lácticas, se aíslan y se busca la cepa pura para realizar caracterizaciones que descarten la presencia de microorganismos patógenos o genes de resistencia a antibióticos que puedan afectar la aplicación en alimentos.

Para garantizar la inocuidad del producto, en el laboratorio realizan dos tipos de caracterizaciones, la fenotípica y la genotípica (molecular). Una vez analizada la bacteria y caracterizada se puede encontrar su aplicación, partiendo de las necesidades que exija el producto. El aporte tecnológico que se realiza con estos microorganismos va desde acelerar procesos de fermentación, hasta la eliminación de bacterias patógenas, sin olvidar que mejoran aroma, consistencia y sabor del producto o bebida y eso tecnológicamente para la industria es un ahorro de recurso económico.


GoSkin, una mascarilla para el cuidado de la piel, nace en los laboratorios de la BUAP

En la Facultad de Ingeniería Química crearon esta biopelícula que hidrata y rejuvenece la piel

    El reto de iniciar una empresa en un mercado tan competitivo como la industria de la belleza requiere no sólo de una estrategia visionaria y de conocimiento del mercado, también implica ofrecer un producto de calidad con innovación tecnológica. Así nace GoSkin, una mascarilla especializada en el cuidado de la piel que se gestó dentro de los laboratorios de la BUAP.

    Esta mascarilla se aplica directamente sobre la piel y permanece adherida a ella hasta que se absorbe. Puede ser utilizada por hombres y mujeres, brindando una hidratación profunda, además de rejuvenecer la piel gracias al concentrado de nutrientes y antioxidantes que aporta de manera eficaz y gradual en la dermis.

    El proyecto nació hace dos años en el laboratorio de Alimentos de la Facultad de Ingeniería Química de la BUAP, donde la doctora Verónica Santacruz Vázquez desarrolla diversas biopelículas a través de la técnica del electrohilado, empleadas para retrasar el proceso de descomposición y oxidación de alimentos.

    En coordinación con la doctora Claudia Santacruz Vázquez y sus estudiantes de posgrado, los maestros en Ingeniería Química, Michelle Olguín y Jaime Andrés González Silva, tuvieron la idea de crear un nuevo producto con estas películas, pero enfocado en el área farmacéutica.

    GoSkin está elaborada con colágeno hidrolizado, micronutrientes y antioxidantes que son liberados de forma gradual. Fue comparada con otros productos comerciales y se determinaron distintas ventajas, por ejemplo, no se necesita hidratación previa. Otra de las ventajas es que está elaborada a partir de nanofibras que permiten una mejor liberación del producto y sus potenciales de acuerdo al gradiente de humedad que presente la piel.

    También ofrece la modificación en la composición de las películas (mascarillas) tomando en cuenta la edad y características de cada grupo poblacional, por eso se puede personalizar para que tengan una mayor concentración de antioxidantes, hidratación, o bien, un aporte diferentes de nutrientes.


Crean robot submarino para medir contaminación en agua

Con el objetivo de crear un sistema autónomo capaz de analizar sustancias contaminantes a distintos niveles de profundidad en ríos o lagunas, Aldo Rodríguez Victoria, estudiante de la Facultad de Ciencias de la Computación de la BUAP, desarrolló para ello un prototipo de robot submarino.

    El prototipo es capaz de soportar hasta 5 metros bajo el agua gracias a sus contenedores. También dispone de motores que le permiten flotar; así como una serie de sensores para medir la ubicación geográfica, las baterías o voltaje del robot y la humedad interna, para que en caso de que se registre una fuga de agua dentro de los contenedores se envíe de forma inmediata una señal.

    También cuenta con un sensor externo de temperatura para el agua, el cual verifica la velocidad en el metabolismo, difusión y reacciones químicas y bioquímicas del líquido. Otros complementos importantes de este robot submarino son un giroscopio que ayuda a mantener la estabilidad y un sensor de pH que mide el nivel de acidez del agua.


Revelan datos sobre calidad del agua de pequeñas purificadoras

Un estudio realizado por estudiantes e investigadores de la Facultad de Ciencias Biológicas de la BUAP sobre la calidad del agua de purificadoras de las zonas norponiente y suroriente de la ciudad de Puebla reveló que en una de cada tres hay presencia de microorganismos coliformes, es decir bacterias que contaminan el líquido.

    Tras un estudio realizado a cuatro y hasta cinco purificadoras por zona, se observó que en alrededor del 30 por ciento de estas, sus productos presentan microorganismos coliformes, indicadores de contaminación. Entre estos, de la familia Enterobacteriaceae.

    A pesar de tener este tipo de bacterias, el agua no representa un riesgo para la salud, puesto que no son los principales patógenos registrados como causantes de enfermedades gastrointestinales.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  21  22  23  24  25  26  27  28
Ir a inicio de Elementos
Ir al catálogo de portadas